Espiritualidad

Bíblica

Una hija de la Visitación de María debe tener como fuente principal de conocimiento y para la dirección de su vida, la Palabra de Dios. Debe amarla y tenerla como verdadero alimento. Estar dispuesta a vivirla con la radicalidad que muchas veces presenta la vida.

Dios nos habla por medio de ella y nos instruye, por ello dedicamos tiempo para estudiarla, profundizarla, vivirla y trasmitirla en la Evangelización a nuestros hermanos.

Mariana

Las HVM estamos consagradas para imitar la vida y las virtudes de Nuestra Madre Santísima, somos instruidas en el misterio de María.

Nuestra piedad mariana es sólida, basada en el rezo del Santo Rosario, honrándola especialmente en todas sus fiestas y celebraciones.